Una interpretación de mi mundo visual

lunes, 31 de mayo de 2010

Los zapatos de Edu.

El otro día me fui de shopping (me encanta esta palabra) a comprarme unos zapatos. Yo soy muy especialita para eso, y  como siempre me voy sin zapatos y sin nada. Esa tarde me acompañaba Eduardo, bueno realmente le engañé, le dije que comeríamos en el centro comercial, pero en mi plan entraba después ver escaparates e intentar pescar algo.

De tienda en tienda y tira porque me toca, entramos en una muy grande donde había zapatos de caballero. Mientras yo me afanaba en encontrar el color exacto, el tacón exacto y la forma exacta del zapato que quería, Eduardo se dedicó a probarse unos que le gustaba (os transcribo la conversación):

- "Mira cari, ¿te gustan?"-  dice Edu.
- "Ah, pues están muy bien"- le contesté.
- "Sólo cuestan 19€ euros"
-"¿Sólo?, pues chico llévatelos"
-"Vale, pero es que estos me quedan pequeños.
-Mira, ahí tienes un número más.

 Después de mirar un rato dice:

-Anda, pero estos que son más grandes ponen 25€, que raro-  dice él.
-Pues eso es que se han equivocado. Ya verás...

Miré por todas partes y ahí estaba una de las dependientas, muy decidida la llamé.

-¡Señorita, disculpa!"
-¿Sí?
-Mira, es que queremos estos zapatos que pone en la etiqueta 19€, pero no le valen, y sin embargo en  un número más  cuestan 25€,  la etiqueta está equivocada y ya sabes que en estos casos...
-Ya, ya, tiene usted razón, pues se los vendemos a 19€.
-Ya pero los que queremos son los que pone 25€ porque los otros le quedan pequeños.
-Uhmmm, espere un momento.

La muchacha se acercó a la que debía ser la encargada que estaba en la caja. Tenía  una cola de más de 20 personas (sin exagerar). Después de hablar con ella, la dependienta muy amablemente viene y me dice:

-Sólo le podemos cobrar a 19€ los que están "ticados" de esa forma. Si se lleva un número más es a 25€.
-Vamos a ver señorita, los zapatos son los mismos, yo no tengo la culpa de que estén mal "ticados" como usted dice.

Mientras, mi marido callar callar, y la gente de la cola poniendo cada vez más la oreja.

-Ya, pero es que no podemos hacer otra cosa.
-Ya, pero mira, yo respeto lo que dices pero no lo comparto. Los zapatos que se ha probado mi marido le quedan pequeños, y estaban a 19€, esos son los que quiero pero un número más...

De repente la encargada desde la caja empieza a gritar:

-¡Señora pues no podemos hacer nada! ¡que sólo podemos venderle a 19€ los que pone 19€!

Ya se habían enterado no sólo los de la cola sino todo el establecimiento.

-Pues no me parece correcto.
-¡¡¡¿¿¿Qué????!
-¡Que no me parece correcto!
-Pues es lo que hay, lo siento.
-Pues se los quedan que no los quiero, adiós. Vámonos Edu.

Después de salir ofuscada de la tienda, con un cabreo por la derrota y sin haberme llevado el premio, Edu lo remata diciéndome:

-Pues no sé para que has montado ese escándalo, yo quería esos zapatos... me daba igual pagar 25€... y ahora por tu culpa me quedo sin zapatos.

Cerré los ojos, respiré lentamente, volví abrir los ojos y le miré fijamente. Casi me lo cargo.

 Esa noche nos comentaron nuestros nuevos vecinos que nos habían visto en la zapatería del centro comercial... .

domingo, 30 de mayo de 2010

Y terminó. (Quizás spoiler)

Sólo dos preguntas:


1) Después de Hugo y Ben ¿quién siguió el legado de proteger la isla?

2) ¿Por qué al final cuando se reúnen todos no está con ellos Michael?

Un final abierto que seguirá dando que pensar.

miércoles, 19 de mayo de 2010

ESTOY "PERDIDA"

En una de mis entradas comenté que me gustan las series de tv españolas... tengo que reconocer que últimamente no veo nada español.

En el mes de Diciembre decidí cambiar. Estaba totalmente aburrida de escuchar a mis compañeros en la hora de la comida lo fascinante que era la serie Lost, de cómo divagaban sobre cada escena, y de sus conjeturas sobre lo que podría ser el final de la serie. Hablaban y hablaban y volvían hablar sobre la esperada y última sexta temporada de Lost como si el mundo fuera a terminar ese día. Llevaban visionando cada semana desde hace años los capítulos y esperando descubrir algo al terminar este...¿pero yo dónde me había metido en estos seis años?, pues viendo los Serrano y Los hombres de Paco.

"Déjame la primera temporada", me atreví por fin decir a uno de mis compañeros. "Quiero saber de qué estáis hablando". Sabía de qué iba la serie, imagino que como todo el mundo mundial, porque el que no haya oído hablar de ella es que no está vivo.

 Recuerdo el primer capítulo, era tal y como lo imaginé, ufff, pensé, seis temporadas en la isla... mucha imaginación tendrán que tener los guionistas para que siga viendo esta serie. Pues la tienen, porque empecé viendo cada día un capítulo, luego dos, y hasta había domingos que me chupaba seis capítulos seguidos. Antes de acabar la primera temporada pedí, mejor dicho, rogué a mis compañeros que me facilitaran las siguientes....por favor, rápido, que se me acaba la primera!". Después de la primera vino la segunda. Eduardo no entendía ese afán de ver la serie, pero él de vez en cuando se veía a mi lado algún que otro capítulo, aunque fue lo peor que pudo hacer al no verlos seguidos  "Cari ¿y ese, no se había muerto?, pero entonces ¿dónde están: en el pasado o en el futuro?, ¡es que no lo entiendo!". Realmente me desesperaba sus comentarios, en ese momento me di cuenta de que estaba perdida, me había enganchado.

En la tercera se arrimó mi hijo, y aunque sé que no se enteraba del todo me ayudaba con su ingenuidad a crear teorías que jamás se me habrían ocurrido. La cuarta temporada fue volada y la quinta... la quinta me dejó con la boca abierta.

La sexta y última no voy a decir cómo la conseguí por si me lee el Rey del Pollo Frito. En esta temporada a los guionistas se les ha ido de las manos , es como un todo vale, y eso me ha defraudado un poco. No obstante, me quedan los dos últimos capítulos por ver. El último lo dan la madrugada del domingo al lunes a las 6:00 am. No, no me voy a levantar para verlo, me llamarían friki, seguro.  Pero espero que el final sea un buen final, me lo merezco por haber visto Lost de manera maratoniana. 

Estoy buscando sustituto a la serie, por eso de no tener mono, ya me han dejado Sexo en Nueva York, divertida serie, aunque necesito alguna que me haga enloquecer buscando soluciones a esos enigmas que ni siquiera los guionistas todavía saben descifrar. Estoy seguro que la solución a Lost está ya escrita en los foros de fanáticos en la red.

Para el final... sólo espero una cosa:  que no acabe siendo un sueño de Resines.

viernes, 7 de mayo de 2010

El día de la marmota.



Pues sí, me encuentro como si fuera protagonista de la película Atrapados en el Tiempo con Bill Murray. No he escrito antes en el blog porque afortunadamente o desafortunadamente según como se mire no he dejado de trabajar desde hace más de una semana... y el tiempo parece que se ha estancado.


Estoy tan zombi esta semana que hasta me he puesto de despertador la música de la banda sonora de la película, la genial canción de I got you Babe de Sonny y la que en un tiempo fue joven, Cher.





Necesito un descanso para poner mis neuronas a remojar. Me duermo por los rincones, y cuando llego a casa sólo me apetece ir a dormir.

Bueno, prometo recuperarme y contaros más cosas, de esas que aunque no sean interesantes nos da para charlar un poco.


Mañana sábado más marmotas.